Volver a inicio
Crear Página de Inicio
Tu página de inicio

Firmar libro de visitas
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Hacé clic aquí para suscribirte a venitomateunmate
Hacé clic para suscribirte a venitomateunmate

El mate

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse. El mate es exactamente lo contrario que la televisión. Te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.

Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es "hola" y la segunda "¿unos mates?". Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros. Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno. Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos. Los buenos y los malos .

Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.

Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: ¿Dulce o amargo? El otro responde: -Como tomes vos. Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas.

Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres. Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es porque ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.

Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones. El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores... Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena, la charla, no el mate.

Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa. Es la sinceridad para decir: basta, ¡cambiá la yerba! Es el compañerismo hecho momento. Es la sensibilidad al agua hirviendo. Es el cariño para preguntar, estúpidamente, ¿está caliente,no? Es la modestia de quien ceba el mejor mate. Es la generosidad de dar hasta el final. Es la hospitalidad de la invitación. Es la justicia de uno por uno. Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día. Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir. Ahora vos sabes, un mate no es sólo un mate...

Fuente: Editoriales Lalo BlaBla Radio Mitre Http://rankinglalo.radiomitre.com.ar/

Http://www.rau.edu.uy/uruguay/cultura/mate.htm (El Mate)

http://www.lasmarias.com.ar (Establecimiento yerbatero Las Marías)

http://www.yerbamate.com (Descripción del mate como una infusión energizante y curativa. En inglés)

http://noborders.net/mate/index.html (Valores nutritivos de la yerba mate, y sus efectos sobre la salud, en inglés)

http://www.alimentosargentinos.gov.ar/


El ritual del mate

Históricamente, el mate ha sido un símbolo del campo, en la Argentina y en Uruguay. Pero ya instalado en las grandes ciudades, ahora se encuentra hasta en los bares más fashion de Buenos Aires.

Lo primero que hay que definir es el tipo de mate que se usará como recipiente. Para Camilo Berra, asesor de una conocida marca de yerba, el mejor es el que está hecho con una calabaza seca, pues adquiere los sabores propios de la yerba. Luego hay que curarlo llenándolo con yerba nueva y agua a unos 80 grados. Así se lo deja unas 8 horas y se renueva la operación, teniendo cuidado en raspar bien el fondo para retirar los restos de materia orgánica. La bombilla también necesita un proceso previo antes de usarla: se la debe hervir durante 10 minutos en agua con 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio.

  1. Ahora que los instrumentos ya están listos, es posible preparar el mate. El recipiente se debe llenar con yerba hasta sus dos terceras partes. Es importante que ésta sea de buena calidad y que sus componentes (palo, polvo y hojas) estén en cantidades equilibradas.
  2. Luego hay que dar vuelta el mate y sacudirlo enérgicamente. Así, el polvo excedente queda en la mano y la yerba se acomoda sobre uno de los costados.
  3. En el espacio que queda vacío, verter un poco de agua fría o tibia y dejar que se absorba: esto permitirá que el mate conserve durante más tiempo su gusto y sea suave.
  4. Cuando se introduce la bombilla hay que taparle el pico hasta acomodarla.
  5. Por último, ya se puede agregar el agua (de la pava o del termo), que debe estar a unos 70 u 80 grados. Hay que tener cuidado de no mojar toda la yerba. Siempre hay que dejar una parte seca, que servirá de repuesto cuando el mate se vaya lavando.
  6. Para finalizar, un consejo: no dejar pasar mucho tiempo entre una cebada y la otra.

El valor íntimo de compartir mate

Si desea demostrarle a una persona, de una manera muy original, cuánto aprecio le tiene, lo único que tiene que hacer es ofrecerle "un matecito..." y prepararse a compartir más que un abrazo.

Se conoce como "mate" a la infusión preparada con hojas previamente secadas, cortadas y molidas de la yerba mate mezcladas con agua caliente, muy popular en países como Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.

El mate tradicional es una infusión ligeramente espumosa, y para sorpresa de muchos, posee un olor característico y un sabor más bien amargo, lo cual resulta ser, en vez de un defecto, una virtud, ya que si el sabor no es amargo se considera un mate de baja calidad.

Para disfrutar del mate, además de los ingredientes, es indispensable contar con el recipiente que se utiliza exclusivamente para este propósito, el cual se conoce también como "mate" (idealmente de calabaza), y la "bombilla", una especie de sorbete de metal o plata con una rejilla en la punta.

La infusión conocida como mate es para muchos, más vital que el agua misma. Se toma a todas horas del día y en cualquier circunstancia.

Todos, desde la persona más humilde hasta el más encumbrado, tienen incorporada la costumbre de tomarlo.

Lo mismo lo toma el obrero durante el desayuno, el médico antes de comenzar su turno en el hospital, el gaucho en el campo a la hora del descanso, el ama de casa mientras ve la telenovela de la tarde, el empresario en medio de una importante reunión, y el universitario a la hora de estudiar para un examen.

Debido a sus propiedades estimulantes y características energéticas, muchos lo han llegado a comparar al café o al té, pero la realidad es que el mate es único y no puede compararse a ninguna otra bebida.

Empezando por su técnica de elaboración, la cual es en sí misma todo un ritual, el mate se distingue por su originalidad.

A diferencia de un té o un café, que se sirven en tazas individuales, el mate conlleva un proceso totalmente distinto a la hora de servirse, o más bien, de "cebarse".

Se denomina "cebar mate" al arte de preparar y mantener el mate siempre en condición ideal para su consumo.

Los ingredientes principales del mate original son el agua caliente y la yerba mate, aunque muchas personas gustan de añadirle otros componentes, tales como azúcar, cascaritas de naranja, café, canela, chorritos de limón y cualquier otra hierba para crear algún sabor particular.

En cuanto a la receta para elaborar un mate tradicional perfecto, la verdad es que no existe, pero es mucho más complicado que simplemente colocar la yerba en la calabaza y verter el agua caliente.

La razón es que todo depende, tanto del cebador, como de la yerba que se utilice, en fin, que por eso un buen cebador toma en cuenta muchos factores a la hora de elaborar el mate ideal.

Existe una larga lista de reglas y costumbres aplicables a la hora de cebar y disfrutar del mate, imposibles de mencionar en este espacio, pero cabe destacar algunas de ellas.

Por ejemplo, es parte de la tradición servir la infusión a manera de "rueda" durante una "mateada".

El cebador, quien suele ser el anfitrión, bebe el primer mate hasta que no quede agua y se sienta el aire pasar por la bombilla.

Luego, el cebador llenará nuevamente el mate con agua caliente y entregará el mate a la siguiente persona en la rueda, haciéndolo con la bombilla orientada en su dirección, quien lo sorberá completamente y lo devolverá al cebador.

Este luego volverá a llenar el recipiente y lo entregará al siguiente invitado en la rueda, y así sucesivamente, hasta que, manteniendo el mismo orden, todos tengan su turno y el mate pierda el sabor o esté "lavado".

La característica de compartir la bombilla hace del mate una experiencia muy original, pero sobre todo, muy íntima, tanto así, que muchos comparan el compartir el mate al acto de besarse.

Por esta misma razón, uno no comparte un mate con cualquiera, todo lo contrario. Uno sólo comparte esta experiencia con personas a las que uno aprecia, porque al compartir el mate, se comparte el alma, y esto uno sólo lo hace con familiares, amigos cercanos o parejas amorosas.

Incluso, dependiendo de la manera en que se prepare o los ingredientes adicionales que se utilicen, el mate puede tener un significado distinto para el bebedor.

Por ejemplo, si el mate es dulce, significa amistad, o si es muy dulce y caliente, entonces es una muestra de pasión, mientras que si está lavado, es una señal de desprecio.

Sin lugar a dudas, el mate es mucho más que una bebida, el mate es un elemento de vinculación, símbolo de confianza, amistad e intimidad entre las personas que lo comparten, una deliciosa infusión sudamericana rebosante de sabor, confraternidad y tradición.

Fuente: http://www.lapalmainteractivo.com/vida/content/vida/tradicion/0512_tradicion_mate.html


El secreto de MI mate

1a: el agua debe retirarse del fuego cuando al retirar la tapa se aprecia un leve humito y se observan pequeñas burbujas flotar, (si las burbujas son gigantes quiere decir que el agua hirvió y ya la infusión va a ser un asco)

 1b: si el agua que se utiliza es del sistema de dispenser yo recomiendo rellenar un termo con agua extraída de la canilla roja (para verificar la temperatura del agua antes de colocar el tapón hacer la prueba apoyando la mano, si se quema agregar un chorrito de agua helada para equilibrar)

2: cualquier yerba es buena (aun no tenemos auspiciante, por eso no recomiendo ninguna en especial) pero el truco consiste en agregarle unas pequeñas hojas de cedrón y de peperina.

3: rellenar 3/4 del mate e inclinar la yerba seca de manera que la yerba quede en forma de pendiente, en la parte baja hincar la bombilla.

4: bien al lado de la bombilla echar el agua caliente (insisto, no hirviendo, si esto sucede echar primero un chorrito de agua fría)

5: dejar un ratito para que la yerba "se hinche", incluso se puede agregar más agua. En lo personal prefiero el mate sin azúcar (pan con pan comida de zonzos reza el saber popular)

6: a disfrutar del mejor mate!!!! eso si, el más importante de los secretos es: cebar mate con la mejor onda, sino los consejos anteriores se van por la borda!!!!

Gracias a LOP multimedia por la foto


Volver a inicio
Crear Página de Inicio
Tu página de inicio

Firmar libro de visitas
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
Hacé clic aquí para suscribirte a venitomateunmate
Hacé clic para suscribirte a venitomateunmate